martes, 3 de enero de 2012

Educación superior: “llegar y llevar” su oferta personalizada

Matrículas y postulaciones como mejor te guste


Aparte de todo tipo de becas y variadas facilidades financieras ofrecidas a los postulantes a la educación superior en Chile, los jóvenes también podrán recibir gratis fotocopias de los textos (¿es legal?) y guías de estudio, vales canjeables por fotocopias, estadía en residencias, pasajes, alimentación, trabajos esporádicos, entrega de notebooks, exenciones de aranceles, dinero para gastos, jardín infantil para los hijos de los alumnos y hasta ayuda espiritual pueden recibir.

Parece que los paros y protestas de los estudiantes en su deseos de estudiar gratis y de acusar de lucro a las universidades las convirtió en un “supermercado de ofertas” para que ingresen a sus casas de estudio y entremedio las miradas recelosas entre las instituciones tradicionales que estuvieron en paro y las privadas que si hicieron clases y esperan captar a los alumnos que desean tener un año académico continuado.

Como se puede ver la gestión y visión económica cortoplacista de los planteles superiores va más allá de demostrarle a los postulantes la calidad académica que ofrecen lo que incluso lo podemos ver en la mayoría de la publicidad que realizan en los medios de comunicación donde aparte de enumerar las carreras que dictan el principal argumento es el financiero, olvidando por completo que los alumnos se matriculan en instituciones de prestigio académico y que cuentan con buenos programas académicos y profesores de calidad, solo así se construyen marcas educacionales en el largo plazo. Lo ideal sería una exacta combinación de opciones de financiamiento y demostración palpable de una eficiente gestión académica. El marketing educacional se construye desde la calidad del producto académico. Como debe ser.