martes, 16 de junio de 2009

Otra forma de llevar la universidad a los colegios


Este día lunes leí con mucha atención un interesante artículo, en la prensa capitalina, sobre la importancia de tener nuevas ideas para gestionar recursos novedosos para conseguir y en muchos casos reafirmar un posicionamiento de marca. Las distintas organizaciones están llenas de ejemplos, y por cierto, la industria de la educación no está ajena a esta máxima del marketing educativo. El creador o mas bien el cazador de oportunidades, si así lo podemos llamar, visualizó esta situación y coloco a disposición del sector una estrategia que ahorra todo comentario. Se trata de lo siguiente.

Se acaba de inaugurar e una máquina expendedora de lápices en el colegio Mayflower, donde los escolares podrán comprarlos. La ganancia de las ventas no va para quien instaló la máquina, sino que va al centro de alumnos del colegio. La publicidad de la universidad auspiciadora va adosada a la máquina. Se proyecta tener varias funcionando a fin de año en otros colegios.

Piense usted cuan importante es que su marca este expuesta en un determinado target mañana- tarde – noche, y porque también con ello se alcanza a los padres que son relevantes a la hora de que su hijo tenga que tomar la decisión de donde continuará sus estudios de educación superior. Convengamos que este es un medio que ayuda y que es complemento de otros empleados por los distintos players que conforman el sector y que solo pretenden darle un mayor valor su marca.

Excelente iniciativa emprendora y ejemplo de una acción estratégica-táctica.

Rodolfo Becker B.