lunes, 7 de marzo de 2011

Universidades: estudiantes madres o embarazadas


Es normal que las instituciones de educación superior tengan como principal preocupación la excelencia académica, pero no deja de ser menos importante la relación y contacto con sus estudiantes y del mismo modo el servicio y atención al alumno en situaciones que no corresponden directamente al ámbito académico, es decir, la preocupación por la situación personal por el alumno que estudia en sus aulas, como es el caso de las alumnas embarazadas.

Las universidades del Consejo de Rectores de Chile informaron de 2.861 estudiantes que están por tener o ya tuvieron a sus hijos lo que representa el 2,2% del total de la matrícula femenina en estas instituciones. Más del 90% de las estudiantes son solteras y 69% tiene entre 21 y 26 años. Se estima que la situación debiera ser similar en las universidades privadas, por lo que el número de universitarias embarazadas o con hijos debiera estar en torno a las 6.000.

El tema es importante para el ministerio de Educación porque se busca evitar la alta deserción universitaria (cerca del 52% de los alumnos abandona sus carreras), por lo tanto, es importante generar medidas que apoyen a estas estudiantes y faciliten sus trayectorias académicas, dándoles flexibilidad en sus avances curriculares y apoyos para el cuidado de sus bebés.

Actualmente no son muchas las universidades que dan facilidades, pero si hay otras que están atentas con la situación. La U. Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), tiene una sala cuna para 32 alumnas. En caso de que no haya vacantes, se le entrega una beca para que el hijo vaya a la sala cuna de los funcionarios.

En la U. de Chile las alumnas no sólo pueden atenderse gratis durante el embarazo en el servicio de salud del plantel, sino también pueden optar a que el parto sea en el Hospital Clínico. También hay facultades que tienen, tanto sala de lactancia como unidades escolares, que reciben a los niños después del colegio, a la espera de que su madre o padre salga de sus clases. También se les da una beca económica con niños entre uno y cuatro años, ya sea el padre o la madre.

Las universidades privadas también dan apoyo a las estudiantes embarazadas y madres. En la U. Andrés Bello, la mayoría de las estudiantes cuentan con apoyo de sus familias por lo que aunque existen convenios de sala cuna, muy pocas la ocupan. Adicionalmente, trabajan en dos aspectos: contactan a las jóvenes embarazadas o madres de los primeros años con otras que están terminando sus carreras para que vean que es posible recibirse y, paralelamente, realizan talleres para ayudarlas, entre otras cosas, en manejo del estrés y técnicas de estudio.

En la Diego Portales, las estudiantes con hijos tienen prioridad a la hora de la asignación de las becas de alimentación, fotocopias y arancel. En la Universidad Adolfo Ibáñez se contactan directamente con las estudiantes para prestarles apoyo.

Iniciativas extra académicas que permiten que el alumno sienta un especial afecto por la institución donde estudia.

1 comentario:

Catalina dijo...

Me parece muy bien. Soy madre universitaria y trabajadora, estoy terminando mi carrera y este año no tengo quin cuide a mi hija, no hay cupo en ninguna sala cuna junji y mi universidad no tiene este tipo de ayudas. Si alguin sabe de alguna fundacion o algo que me pueda ayudar lo agradecería de todo corazón.