miércoles, 31 de agosto de 2011

Universidades privadas se integran al proceso de postulación

Por primera vez, ocho planteles privados: las universidades De los Andes, Del Desarrollo, Diego Portales, Adolfo Ibáñez, Finis Terrae, Mayor, Andrés Bello y Alberto Hurtado se integrarán al proceso de postulación conjunta de las 25 universidades tradicionales. Ya no habrá preinscripciones a través de las páginas web y se dejarán de ver las colas de alumnos intentando asegurar un cupo. Con los resultados de la PSU en mano, los interesados deberán postular a través del sistema online del Demre, el mismo que usa el Consejo de Rectores, e inscribir 10 opciones de carrera y universidad.

En total, los 33 planteles ofrecerán 80 mil vacantes, más de la mitad del total de cupos del sistema universitario y 42% más que los que ofreció el Consejo de Rectores el año pasado. El nuevo sistema tendrá, además, implicancias concretas para los postulantes. La mayoría de los planteles privados matriculaba en sus carreras sólo exigiendo el puntaje PSU -promedio de lenguaje y matemáticas- y muy pocas consideraban las notas del colegio o las pruebas electivas. Otras lo hacían sólo para Medicina. A partir de este año, deberán someterse a las reglas del juego del Consejo de Rectores, que establecen un mínimo de 20% para las notas de enseñanza media y de 10% para las pruebas de Ciencia o Historia.

Los alumnos necesitarán de mejores puntajes en la PSU y notas más altas de enseñanza media para asegurar un cupo, al menos, en las carreras más selectivas de los planteles privados. Las universidades privadas, en tanto, están conscientes de que incorporarse al proceso de postulación conjunta implicará un cambio importante, aunque no se atreven a aventurar conclusiones. Las universidades tradicionales piden un piso mínimo para postular: 450 puntos, aunque algunas exigen un puntaje mayor. Las privadas deberán someterse a estas reglas.

Los planteles de las regiones Quinta y Octava miran con especial interés el proceso de admisión conjunto de 33 universidades, privadas y tradicionales. En la primera, existen 17 sedes y en la segunda 21, por lo que la competencia por captar a los mejores alumnos será intensa, avizoran algunos expertos. En regiones, donde hay sedes de las universidades privadas que ingresan al sistema de admisión, podría haber más competencia por alumnos. Específicamente en aquellas carreras que captan los mayores puntajes. Un fenómeno que ya se está produciendo. Por ejemplo, a Medicina en la U. de Concepción, en la admisión pasada postularon 477 alumnos, 30% menos que en 2009, mientras que a Derecho la postulación bajó en 20%. A Derecho en la UCV, en 2010 postularon 367 alumnos en primera opción. El número de postulaciones en primera instancia viene bajando desde el 2005, cuando hubo 486 interesados. A ello, se agrega que todos los planteles privados mantendrán sus becas para captar a los mejores alumnos en la PSU.

Veremos qué pasa en este nuevo proceso.