domingo, 30 de marzo de 2014

Personal Branding para educadores


“Eso que TÚ haces

Ya no basta con el curriculum...

Muchas veces se confunde una imagen personal con una marca personal o también con tener mucha presencia en las redes. Debemos considerar que una asesoría de  imagen son los elementos externos de una  persona: el aspecto físico, el vestido, coche, casa o la forma de hablar. No es una marca personal. Los políticos,  los  famosos,  los deportistas de élite o  los  líderes mediáticos generalmente no son marcas personales. Son elementos de marketing  y publicidad, envases creados por estrategas

La creación de una marca personal propia parte del  interior de lo auténtico de una persona y a partir de ahí se construye una estrategia coherente con su personalidad y profesión. Consideremos también que no tener marca personal no significa no tener identidad.

En entornos competitivos, con situaciones muy parecidas para todos, la sola identidad puede no ser suficiente y surge la necesidad de crear una marca personal que lo destaque en el mercado. Es  considerarse uno mismo como un sello, para diferenciarse y conseguir éxito en  las  relaciones sociales  y profesionales. Personal Branding es el  proceso  de  definición,  desarrollo  y mantenimiento  de  un  posicionamiento profesional  y la marca personal es el resultado de ese proceso.

En muy pocas ocasiones los académicos tienen presencia profesional en la redes. A veces, en Linkedin solamente está su nombre, sin foto y muchos crean algún canal porque “muchos lo están haciendo”, sin saber que provecho pueden sacarle a utilizar las redes sociales.  Si algún académico desea mejores proyecciones profesionales o postula a algún cargo debe saber que el 80% de las empresas y reclutadores de personas consulta los perfiles en las redes sociales.

Aunque no tenga ningún perfil en las redes sociales alguien lo va a “googlear o va a escribir su nombre, siempre va a haber alguien que querrá saber si existe virtualmente. Usted es lo que Google dice de  usted. Es su tarjeta de visita. Si un académico no está en Google no existe, ni para sus alumnos ni para las instituciones. En cambio, un académico o profesional que está en las redes sociales genera percepciones positivas o negativas según la forma que  trabaje su marca personal en el ciberespacio.

Estar en las redes sociales es una ventaja competitiva. Es posicionarse profesionalmente en el mercado para ser reconocido y valorado. Todos los contenidos positivos del académico que estén en la red se acumularán para crear su imagen online. Contar lo que sabe hacer y ofrecer, relatar su experiencia, mostrar su curriculum de manera atractiva o que los usuarios puedan ver su portafolio profesional, etc. En otras palabras, presentar sus credenciales con una propuesta de valor académico diferenciadora.

Un educador que desea proyectarse profesionalmente debe considerar que  las redes sociales lo “ponen en vitrina” no sólo en su institución o país, sino que en todo el mundo.

Siempre habrá alguien que se interesará en lo que “usted” hace.