martes, 13 de octubre de 2009

Marketing Educacional: más de 30 años

El “KNOW HOW” es muy importante


Desde hace más de 30 años, junto al ejercicio de la publicidad, principalmente de servicios y corporativa, y la docencia en la educación superior, he realizado campañas y estrategias para la educación. Las primeras campañas publicitarias las realicé desde mediados de los años 70 y desde entonces he seguido realizándolas hasta hoy. Siempre con la intención de hacer algo diferente en cada trabajo.


Recuerdo que en ese periodo lancé una campaña para una institución en la que regalaba un auto Mini entre todos los matriculados. Era primera vez una organización educacional enfrentaba tan comercialmente una campaña publicitaria. Obviamente que desde la trinchera académica surgieron muchas críticas a la idea, considerando que se mezclaba lo educacional con lo comercial. Recuerde, amigo lector, que era a mediados de los años 70. Muy entendible la posición. Desde esa época todas las campañas realizadas han tenido un énfasis diferente y acorde con las épocas y tendencias. La actualización es fundamental en la educación.

Menciono este caso con el fin de remarcar un aspecto. Ahora que todos hablan de Marketing Educacional y se han comenzado a dictar seminarios y asesorías en varios países de este lado del mundo, con gente capacitado o no, debo mencionar un factor importante. Estas tres décadas nos han dado la experiencia de saber lo que funciona o no en las estrategias educacionales. El “know how” es muy importante. Eso marca la diferencia entre los conceptos teóricos que muchos predican y la realidad del competitivo mundo de la educación. La experiencia de saber realmente como se mueve este mercado es muy importante. Cada acción que acometemos, sabemos por qué lo hacemos. Desde el diagnóstico situacional, hasta el tratamiento y ejecución del Plan Estratégico.

A partir del año 93, desde las campañas publicitarias de los años 70, fuimos evolucionando profesionalmente hasta llegar a los planes estratégicos de Marketing Educacional integral que empleamos hoy. Acorde a los tiempos fuimos incorporando todos los avances en conocimiento y tecnología y los aplicamos al mercado educativo. Con mi asociado Rodolfo Becker, desde un encuentro en el campo de la docencia, ya que ambos, además, éramos académicos, comenzamos una fructífera relación profesional. En el campo de los planes de marketing para instituciones educacionales, yo aporto los temas estratégicos y creativos y él, el aspecto de negocios y empresarial debido a su amplia experiencia gerencial en el área. Esta complementada asociación profesional nos llevó a elaborar el Modelo Bucket, Business Education para ser aplicado a las instituciones educacionales.

En Chile, somos los pioneros en el tema. Son tres décadas de experiencia realizando campañas y estrategias educacionales que validan el trabajo que estamos realizando. Con interesantes resultados.