martes, 15 de noviembre de 2011

Universidades tradicionales chilenas pierden 12 mil alumnos por movilizaciones

Alumnos no inscritos en el segundo semestre significa el 9% de la matrícula total y en algunos casos la fuga llega al 35%. En un año normal, no excede del 5%.



El 9% de la matrícula total (12 mil alumnos), aún no se inscribe en el segundo semestre en 15 universidades tradicionales chilenas (privadas y estatales), como resultado de las movilizaciones estudiantiles que encabeza la comunista e intransigente jovencita Camila Vallejo y, quién ahora pretende involucrar a los estudiantes colombianos en las protestas, en una propuesta de cambiar la educación chilena que tiene como eje la educación gratis para todos y que es dirigida desde el Partido Comunista chileno.

En las 15 universidades, hay poco más de 12 mil alumnos que aún no se matriculan o inscriben ramos para el segundo semestre. Los rectores creen que un número importante podría no regresar. La cifra duplicaría la deserción que los planteles enfrentan durante el transcurso del año y que bordea el 5%, en promedio.

En la Usach, una de las universidades importantes en Chile y cuyo rector marchó y protestó con los estudiantes, de los 18 mil alumnos, 15 mil se matricularon en la fecha originalmente establecida. Otros tres mil solicitaron prórroga para hacerlo en el plazo extraordinario, que cerró ayer. El 3% de la matrícula (390 estudiantes), pidieron los papeles para el retiro. Normalmente, no lo hace más de un 2%. Sin embargo, el número podría aumentar si incluye a parte de los tres mil que solicitaron prórroga. El 65% de los estudiantes quería volver a clases. Sin embargo, una nueva toma, los desincentiva, especialmente a los padres. Lógico ¿Quién quiere matricular a su hijo en una universidad que no hace clases?

En la UCV, 400 alumnos, un 5% más que la deserción habitual entre el primer y segundo semestre, abandonó o congeló. Muchos de esos alumnos no volverán y eso es una gran pérdida. Se estima en $ 800 millones (casi 2 millones de dólares) la pérdida para el plantel por aranceles que dejarán de recibir el segundo semestre. Y la cifra hay que multiplicarla por cuatro o cinco años.

Según una estimación hecha por el diario La Tercera, sobre la base de la cantidad de alumnos que no ha renovado, las 15 universidades podrían dejar de recibir casi $ 15 mil millones de pesos en aranceles por el segundo semestre, es decir, muchos millones de dólares en pérdidas. Ello, considerando un costo promedio de arancel de $ 2,5 millones al año (aprox. cinco mil dólares). En algunos planteles se trata de un mes completo de sueldos para todos sus funcionarios. La situación puede agravarse para el 2012 ya que los números históricos de matrícula podrían perturbarse.



Universidades privadas aumentaron consultas por traslado en un 300%

En los planteles privados adscritos al ingreso del Consejo de Rectores, las normas no les permiten tener más allá de un 10% de alumnos que ingrese vía admisión especial, donde se contemplan también deportistas, discapacitados, etc. Aún así hay un aumento de interesados de planteles tradicionales. Estos planteles no tienen cupos para la admisión especial, que permite, entre otros, trasladarse de una universidad a otra convalidando algunos ramos. Las consultas de alumnos que piden traslados han aumentado hasta 300% respecto del año pasado.

En la U. Mayor, se han registrado más de 500 solicitudes de convalidación, cuadruplicando las consultas del año pasado en igual período. En la U. Finis Terrae tienen 80% más de consultas y en la UDD más de 400. En la U. Adolfo Ibáñez habrá 153 cupos y a la fecha ya tienen inscritos 1.217 postulantes. El 30% viene de otros planteles. Incluso, en la UC ha aumentado el interés por estos cupos especiales.

Economía de la U. de Chile realiza campaña para atraer estudiantes

En la Facultad de Economía y Negocios de la U.de Chile perciben que indudablemente se verán afectados, Por eso, están haciendo un esfuerzo comunicativo para explicar que están funcionando y bien. La facultad tuvo sólo tres semanas sin clases, las que se recuperaron los días sábados y en jornadas extras, por lo que son la única dentro de la U. de Chile que cumple su calendario normal: el segundo semestre lo cerrarán el 18 de noviembre. Por eso, intensificaron la campaña que habitualmente realizan en más de 400 colegios y reforzaron la relación con los egresados.

Hasta el momento, en las actividades que han realizado con escolares han evidenciado el mismo interés que el año pasado. En “Open House”, donde vienen todos los escolares interesados a conocer la facultad, tuvieron 400 participantes, igual que el 2010.

Como se puede ver las protestas no sólo han dañado a la ciudad sino que también a las mismas universidades que ya están pagando los costos de la movilización. En este caso, el marketing que realicen los planteles que estuvieron casi medio año en paro no será creíble, porque en cualquier momento podrían nuevamente dejar de tener clases y ningún padre querrá matricular a su hijo en una institución que no cumple.

La imagen, el prestigio y la marca institucional de los planteles con alumnos en protesta también sufrió un gran daño que tomará bastante tiempo recuperar.