lunes, 5 de octubre de 2015

“Programando” las estrategias de Marketing Educativo



Marketing Educational Programming (MEP), es un formato especial de trabajo en las estrategias de Marketing Educativo asociado al procedimiento del modelo original  Bucket y que está referido a un conjunto de conocimientos y técnicas aplicadas a la creación, perfeccionamiento e implementación de estructuras para la resolución de problemas que afectan la actividad educativa. Actualmente, casi todo requiere algún tipo de programación que, básicamente, consiste en definir cómo hacer algo que se quiere lograr.

Marketing Educational Programming (MEP) consiste en  idear y ordenar las acciones tácticas que se realizarán en el marco de un proyecto de marketing global; a la preparación de las unidades tácticas para que cumplan con una cierta tarea en un momento determinado; a la elaboración de programas puntuales para la resolución de problemas y a la preparación de los datos necesarios para obtener una solución de una situación estratégico. Este último paso es la compilación y es necesaria para que pueda ser ejecutado con efectividad.

Saber “programar” las estrategias de Marketing Educativo puede marcar la diferencia entre aquellos que pueden vivir con éxito el futuro y los que serán completamente dejados atrás. Dominar un lenguaje de programación aplicado a la estratégica implica el desarrollo de capacidades divergentes y creativas, que son fundamentales para desenvolverse en la sociedad educativa. Este tipo de aprendizaje de la programación estratégica ayuda al desarrollo del pensamiento lógico porque permite descomponer un problema, de definir procesos gradualmente y de esta forma generar secuencias de trabajo. También es importante el factor creativo, porque existen múltiples caminos para alcanzar un propósito.

El formato de programación aplicado al marketing enfatiza el proceso y no los resultados, porque la mejorabilidad  (las cosas siempre se pueden hacer mejor) no da un resultado sino que es una guía para lograrlo. Crear, resolver problemas y avanzar utilizando la lógica de la programación modificando los escenarios estratégicos para gestionar el mejor plan para cada institución académica.