martes, 8 de enero de 2013

Los contratos en las instituciones de Educación Superior



Para determinar la posible existencia de cláusulas abusivas que pudieran afectar a los nuevos estudiantes. 



El SERNAC (Servicio Nacional del Consumidor) exigió a las 38 instituciones de educación superior más reclamadas el envío de sus contratos de adhesión y que deberán firmar los alumnos que ingresan este año 2013, con el propósito de revisarlos y detectar la posible existencia de cláusulas abusivas. Requirió además los reglamentos internos que den cuenta de las condiciones que les ofrecerán a los futuros estudiantes respecto a sus derechos y obligaciones, los cuales también deben aceptar expresamente.

También les exigió a las casas de estudios superiores los instrumentos de crédito, entre ellos, letras de cambio, pagarés, cheques, entre otros, que se les solicitará firmar a los futuros estudiantes o a sus avales para garantizar el pago de los servicios educacionales. Con esta acción, coordinada con el Ministerio de Educación, se busca resguardar los derechos de los consumidores en un mercado muy sensible como lo es el educacional.

SERNAC quiere eliminar de raíz las cláusulas abusivas en todos los contratos y ahora les tocó el turno a las instituciones de educación superior. En caso de detectar cláusulas abusivas, ejercerá todas las acciones judiciales pertinentes, no descartando demandas colectivas, las cuales tendrán como propósito que sean declaradas nulas. Hay que recordar que el organismo ya interpuso durante junio del año 2012 una demanda colectiva contra el Instituto Simón Bolívar, y en octubre pasado, contra la Universidad del Mar por cláusulas abusivas; esta última se amplió posteriormente por los incumplimientos de los contratos.

Derechos de los alumnos

Al contratar un servicio educacional no es como cualquier servicio. Se está  hablando de una inversión importante y del futuro profesional de muchos jóvenes. Las instituciones de educación superior deben entregarles a sus futuros estudiantes toda la información de las condiciones relevantes del servicio como su precio, formas de pago, mallas académicas, títulos a los que se accede, entre otros. Los alumnos y sus apoderados tienen derecho a recibir información veraz y oportuna de las condiciones relevantes del servicio como su precio, formas de pago, mallas académicas, títulos a los que se accede, entre otras. Además, que las universidades e institutos cumplan lo que prometen y a recibir el servicio por el que pagaron.

Monitoreo de cumplimiento de información en materia de Publicidad

También SERNAC ofició a las instituciones de educación superior cuya publicidad no se encuentra adecuada a la Ley del Consumidor, informando que dichas piezas serán objeto de un especial seguimiento dentro de los próximos 10 días hábiles, con el objeto de verificar su ajuste a la normativa.

Hay que recordar que el año pasado el SERNAC denunció a 5 instituciones de educación superior (Universidad Bolivariana, Universidad Santo Tomás, Universidad Católica Silva Henríquez, Universidad de Las Américas y el Instituto Profesional de Chile) por no entregar información veraz y oportuna acerca de su acreditación.

Este año el Servicio denunció a la Pontificia Universidad Católica (PUC) por publicidad que puede inducir a error, tras detectarse que en una de las piezas publicitarias se indicaba que el Magíster en Epidemiología contaba con acreditación de 7 años, pero sólo tenía eran 3.

Parece que las instituciones de educación superior no entienden lo que es respetar a sus alumnos. Son sus únicos clientes.